Venezuela utiliza barcos “fantasmas” para exportar petróleo y burlar las sanciones

Actualidad Noticias

El gran petrolero que ondea la bandera de Liberia se denomina “El Dragón”, éste debería estar navegando en algún lugar de la costa de Francia como indica la última señal de GPS.  A pesar de ello, se encuentra a miles de kilómetros de distancia, más exactamente en Venezuela, donde bajo el cargo del gigante petrolero estatal ruso Rosneft Oil Company PJSC, subió al barco 2 millones de barriles de crudo según informes de cargamento.

Todo esto fue posible porque los transpondedores del barco se apagaron antes de que entrara en aguas venezolanas según nos muestran los datos.

Según informaciones de despacho de mercancías, el hecho de que los barcos petroleros apaguen sus señales de ubicación esta en aumento en el último mes tras la persecución de Estados Unidos a una compañía naviera de propiedad china que trasladaba petróleo para el sancionado Irán.

Como respuesta a la presión que Estados Unidos está dando al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela al privarlo de ingresos petroleros, se está produciendo cada vez más la situación de petroleros que utilizan la técnica del GPS para evitar sanciones y así ayudar a impulsar la producción de petróleo venezolano que se desploma por culpa de las sanciones de EE UU.

En los primeros 11 días de noviembre, Venezuela cargó más de 10 millones de barriles de crudo para exportar, más del doble que en el mismo periodo del mes pasado. Según los datos recopilados por Bloomberg, aproximadamente la mitad de esos barriles fueron en barcos que habían apagado sus transpondedores, entregando después sus cargas a china e India.

La empresa que administra “El Dragón”, Dynacom Tankers, señaló en un comunicado que “desde enero de 2019 ninguno de los buques bajo nuestra administración ha celebrado ningún contrato con ninguna entidad sancionada por Estados Unidos ni ha infringido alguna sanción interpuesta por Estados Unidos a Venezuela o de otra forma similar”.

Por otro lado, Rosneft dijo en un comunicado enviado por correo que “no estacionaron embarcaciones en esta cadena logística. Sus operaciones que involucran a Venezuela se basan en contratos alcanzados mucho antes de las sanciones y cumplen plenamente con todas las normas el derecho internacional”.

Ninguna declaración aborda el uso de transpondedores, pero si bien es posible que se puedan desconectar, generalmente vuelve a conectarse al poco tiempo. La práctica de esconder barcos que transportan crudo no es nueva, y se puede hacer con fines competitivos o por otras razones.

Related posts

YPF pone en venta cuatro yacimientos en la cuenca Neuquina

Redacción

Petroleras reclaman beneficios impositivos para invertir 2500 millones de dólares en sus refinerías

Redacción

Repsol quiere invertir unos 870 millones de dólares para continuar con las actividades de exploración en Peru

DiarioPetrolero

Leave a Comment

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo Estoy de acuerdo Ver Política de Cookies