Repsol y Cepsa aceleran la búsqueda de liquidez para el ‘green shift’ de las empresas

Actualidad Noticias

Repsol y Cepsa han acelerado los planes para una transformación verde de su estrategia. El negocio de las energías renovables es un negocio intensivo en capital. Las dos principales compañías petroleras del país están buscando socios potenciales y experimentados para compensar a otros negocios y asegurar de que su producto estrella actual, el combustible, no lo será en el futuro. Las dos empresas se enfrentarán la aceleración de la transición energética y la descarbonización de diferentes maneras.

Cepsa es propietaria de 1.800 gasolineras en España y Portugal y busca fondos de inversión para el 49% de su negocio de gasolineras. Proporciona una rentabilidad segura a cambio de no interferir con la gestión. Las empresas propiedad de los fondos Mubadala (63%) y Carlyle (37%) han finalizado un nuevo plan estratégico, basado en la recomendación del consejero delegado Philippe Boisseau, «marcará un punto de inflexión para Cepsa para dotar de un giro verde a nuestras actividades. Las petroleras tienen refinerías de petróleo y plantas químicas en Andalucía y Canarias, y están obligadas a mantener el ritmo. Ha dado pasos tímidos en la transición energética -se han puesto en producción 28,8 MW de energía eólica- pero está lejos de ser suficiente. El planteamiento de Repsol también es ambicioso: busca socios globales que necesiten financiación y conocimientos para desarrollar actividades relacionadas con el transporte y la energía -3500 gasolineras y comercialización de electricidad y gas natural- e inversores en «more business» (negocio de energías renovables) .

Lo que está en juego es jugoso. La venta por parte de la compañía de determinadas filiales de clientes y las ofertas públicas iniciales (OPI) de actividades de energía renovable lideradas por Antonio Brufau pueden generar ingresos de entre 3.000 y 4.000 millones de euros. El movimiento se acelera, porque también lo hace la conversión de energía. El informe procesado por la consultora indica que dentro de diez años, el 80% de los autos serán eléctricos. Esto no significa que las compañías petroleras perderán el 80% de su negocio (la descarbonización completa solo ocurrirá en Europa en 2050), pero sí significa que perderán su fuente de ingresos.

Related posts

El gasóleo sigue subiendo el precio

Diario Petrolero

Los transportistas llegan a un acuerdo para la devolución del céntimo sanitario

DiarioPetrolero

Aumento de salidas de productos de instalaciones de CLH al mercado español

DiarioPetrolero

Leave a Comment

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo Estoy de acuerdo Ver Política de Cookies