Los elevados costes de suministros empujan a las familias a usar métodos tradicionales, los cuales no han quedado indemnes ante la inflación.

Actualidad Notas de Prensa Noticias

Los incrementos en los costes de electricidad y gas han empujado a los ciudadanos a adoptar nuevas medidas, para así poder hacer frente a un invierno que se presenta muy complicado. Algunas de estas son el uso de leña y pellet, lo cual ha disparado sus ventas por las circunstancias que estamos viviendo. Aunque no solo se han disparado sus ventas, sino que también los precios de ciertas estufas que consumen poca electricidad, como la parafina. 

Para ser más exactos, según la Asociación Española de Fabricantes de Estufas, Chimeneas y Cocinas para Combustibles Sólidos (AEFECC) la venta de leña y pellet han crecido durante el año en un 30%, “específicamente, hemos notado un aumento en  las chimeneas de leña. Hemos vendido aproximadamente entre un 20% y un 30% más este año”, añaden. Pero, aunque los precios han subido también, no son comparables a los de la luz y el gas, es por lo que muchas familias han optado por usar este método tradicional.

Desde los almacenes han añadido que “una de las diferencias que hemos notado es que ya no solo lo piden para las segundas viviendas, como lo solían hacer otros años, sino que ahora buscan leña y pellets para las casas principales”. Como es lógico, generalmente los clientes que solicitan estos presupuestos son aquellos que tienen chalet o casa unifamiliar, ya que los pisos no tienen salida para el humo. También, han indicado que esos presupuestos que se realizan durante los meses de verano, han duplicado su tasa de transformación. 

Una de las opciones que no se ha nombrado anteriormente, son las estufas. Aunque, es en todos los casos en los que ha subido el precio de compra respecto al año pasado, pero en ningún caso se ha querido reafirmar que esta subida de precio se trata por un aumento de la demanda.

Pero, además dicho aumento de la demanda lleva otra serie de consecuencias, ya se ha predecido que es muy probable un problema de suministro, aunque por el momento no se ha notado.

Según los expertos, el kilo de leña pasa de 0,19 a 0,24 euros, mientras que el pellet también ‘ha subido bastante’, un saco de 15 kilos estaba a 4,70 y ahora a 7,00 euros, por el momento. Pero, seguirá al alza por el ahorro del 40% que supone en las facturas.

En este sentido, tanto la leña como el pellet se presentan como alternativas interesantes para hacer frente a una espiral de gastos que está ahogando a las familias españolas. 

Related posts

Statoil invierte en un parque eólico en alta mar en el Báltico.

DiarioPetrolero

El preacuerdo en el grupo Repsol beneficiará a unos 1.500 trabajadores en Puertollano

DiarioPetrolero

Pemex prevé renovar su flota con 41 barcos en los próximos tres años

DiarioPetrolero

Leave a Comment

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo Estoy de acuerdo Ver Política de Cookies