La OPEP ha confirmado la reducción de 100.000 barriles diarios ante un invierno incierto.

Actualidad Notas de Prensa Noticias

La OPEP u Organización de Países Exportadores de Petróleo, formada por 23 países y principalmente dirigida por Arabia Saudí y Rusia, ha tomado la decisión de reducir 100.000 barriles a partir del próximo 1 de octubre ante el temor de un freno de la economía mundial y por tanto así la reducción de la demanda de crudo. 

Esta determinación es contradictoria a la tomada durante el encuentro anterior, donde se afirmó que se bombeara más para acabar así con la inflación de los precios. De tal forma, los miembros decidieron «volver al nivel de producción de agosto de 2022″, rememorando “el ajuste al alza de 0,1 millones de barriles diarios (mbd) estaba previsto únicamente para el mes de septiembre».

Los ministros de la organización, han solicitado reunirse en cualquier momento sin tener en cuenta las reuniones calendarizadas por si existe una evolución en el mercado, es decir la posibilidad de reunirse antes del 5 de octubre. Ya que en el informe han destacado que su decisión se debe a «los fundamentos actuales del mercado del petróleo», es por lo que cabe la posibilidad de hacer un nuevo encuentro en cualquier momento, debido a que el mercado actual es inseguro y con incertidumbre. 

Durante el mes de octubre, la organización produjo 26.689 millones de barriles de petróleo al día, mientras que los aliados ajenos realizaron 17.165 millones. Por otro lado, Arabia Saudí y Rusia bombearon 11.004 millones de barriles diarios. 

También, hay que tener en cuenta que esta medida ha llegado a posteriori de que Joe Biden, presidente de EEUU, realizará un viaje a Arabia para solicitar el aumento de petróleo. Donde, se reunió con Mohammed Bin Salman en Yeda, príncipe heredero. Dos semanas después se anunció el incremento lo cual fue revocado durante el comunicado del lunes pasado. 

Lo que más preocupa, es que esta decisión se presenta a vísperas de un invierno incierto en  cuanto a su abastecimiento de gas, especialmente después de que Moscú aumentará su pulso con la Unión Europea al paralizar de forma indefinida el suministro por el gasoducto Nord Stream 1, lo que ha justificado como una avería. 

La providencia de Gazprom fue informada por la empresa estatal en la jornada del viernes, después de que las potencias del G-7 repitieran su idea de imponer un tope al precio del crudo ruso y de que la presidenta Ursula von der Leyen propusiera lo mismo con el gas ruso.

En su nota final, la organización no da las razones por las que ha tomado su decisión, pero está claro que se teme a la ralentización económica, lo que hará una caída en la demanda petrolera. Como consecuencia se ha presionado a la baja del barril, perdiendo más de un 20% desde los picos de 120 dólares que alcanzó en junio pero la ralentización del bombeo, ha hecho que se revierta la tendencia y el precio del crudo suba un 2%. 

Es por lo que, la tendencia alcista del petróleo se impone a las presiones a la baja que causan tanto la posibilidad de que Irán venda más crudo si se reactiva el acuerdo sobre su programa nuclear, como el freno de la economía mundial, y por ende a la demanda petrolera, que está causando la elevada inflación y los problemas que todavía causa la pandemia de coronavirus en China.

Related posts

CLH no tuvo accidentes laborales en todo el 2014

DiarioPetrolero

Repsol, Opel y Citylift colaborarán conjuntamente para promover el uso de GLP para automoción.

DiarioPetrolero

Repsol descubre el mayor pozo de gas en Indonesia de los últimos 18 años

Diario Petrolero

Leave a Comment

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo Estoy de acuerdo Ver Política de Cookies